Skip to content

Reseña en Anika Entre Libros

septiembre 11, 2010

Anika entre libros.

No hace falta más que echar una lectura a lo que nos cuenta el argumento para ver que esta nueva novela de Sergio Parra viene marcada por el realismo de las relaciones entre hombres y mujeres y que pese a la búsqueda de la igualdad en ambos sexos, aún quedan y quedarán ciertos comportamientos propios de unos y otros que en esta novela vamos a poder ver de una manera descarnada y más cercana a la vida normal de lo que nos parece.

Sergio sabe llevar al lector al punto que quiere y una vez lo sitúa allí no le deja respiro y párrafo sí y párrafo también le suelta (en el buen sentido de la palabra) una andanada de situaciones y diálogos que no dejan levantar cabeza al que lee. Desde el principio, sin concesiones. No digo que sea una lectura difícil, como leo por otros comentarios, no, es una novela que si estuviese escrita por un americano, le estaríamos poniendo la alfombra roja. Ya que se pueden leer ya muchas historias de esta manera de contar tan contemporánea que aplaudimos lo que sea, mientras aquí tenemos a un escritor que ya no solo lo hace bien, si no mejor. Que no tiene miedo a decir las cosas por su nombre, a dibujar escenas cruentas de sexo, de diálogos acalorados y calientes y todo por dejar al lector con la sensación de estar leyendo lo que le pasa por delante de sus ojos todos los días.

Los personajes ayudan en esta trama, que como dice el argumento en cierto momento, me han dado a la cabeza con reflejarlos en un Quijote, Perfecto Cebrián, que como el legendario hidalgo, cabalga sin mesura en pos de su cruzada, que en este caso es demostrar su odio hacia el sexo femenino, mientras su amigo/compañero Isaac Martínez es el Sancho Panza que intenta darle un poco de cordura a sus pensamientos, pero involucrado de tal manera que apenas puede aplacar a su amigo Perfecto. Y es que en parte, el mismo siente algo parecido por una historia personal que en cierto momento nos da a conocer a modo de flash back. La Dulcinea de esta novela, Patricia, entra en escena desde el primer capítulo, que me parece muy bueno ya que es un diálogo en forma de chat en el que Perfecto le da opciones de suicidio ante la solicitud de Patricia a través de sus Nicks.

La locura de Perfecto y sus locos planes e ideas que se le ponga delante lo que se le ponga, son el leit motiv de la novela en el que desde un principio y tal y como se nos anuncia, deberemos escoger bando. Eso sí, cuidado con el que eliges, porque puede ser que por mucho tiempo que se lleve pensando que es el bueno, quizá es todo lo contrario. La novela va transcurriendo por la trama de este peculiar trío, con los negocios de Perfecto, relacionados con el mundo del porno, y a la vez va intercalando con algunas notas provenientes de escritos del futuro, donde unos soldados nos explican sus campañas militares en contra de las mujeres. Esto hace que la intriga nos mantenga en vilo y leyendo para averiguar qué fue lo que ocurrió realmente y por qué de esta guerra de sexos.

Merece y mucho la pena leer “Venus Decapitada”, para que de una vez por todas leamos la literatura de hoy en día que se escribe en España y de la que Sergio Parra y otros nos dan buen ejemplo.

Fernando Martínez Gimeno

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: